MonedaEntregaPolskaIdiomaGunfire PolskaGunfire in EnglishGunfire en FranceGunfire en EspañaGunfire ​​in NederlandGunfire in Czech

Bombonas CO2

Encontrados: 4 productos

    Bombonas de CO2 para las réplicas airsoft

    Las bombonas que contienen CO2 son, junto a las bolas, un equipamiento básico que debéis tener para vuestra réplica de gas de CO2 si queréis disparar con ella. Por supuesto, no todas, porque también podéis elegir modelos con gas verde, que se alimentan de un gas diferente y de forma distinta. Sin embargo, si optáis por las réplicas alimentadas por dióxido de carbono, las bombonas de CO2 os acompañarán constantemente en el campo de batalla y durante el tiro recreativo en el jardín. Son una fuente fiable de energía para varios tipos de réplicas airsoft y, gracias a las propiedades del gas que contienen, también influyen en los parámetros y el comportamiento de sus equipos. La bombona de CO2 es, por tanto, un elemento muy importante en una réplica de gas, de la que depende la posibilidad de disparar.

    ¿Cómo son las bombonas de CO2?

    Se trata de pequeños recipientes - normalmente con una capacidad de 12 gramos- que se colocan directamente en la réplica. Cada bombona de CO2 está llena de dióxido de carbono comprimido en forma líquida y a una presión muy alta: unos 12000 PSI. Es un producto desechable que no se puede rellenar con el gas. Una vez que el cartucho está vacío de dióxido de carbono, debe ser sustituido por uno nuevo. Las bombonas de CO2 son suministradas por varios fabricantes de airsoft. Podéis comprarlas individualmente o en conjuntos de varias docenas, lo cual es una solución más económica.

    Rendimiento de las bombonas de CO2

    El rendimiento de una bombona de CO2 determina el número de disparos que se pueden hacer con ella, pero no es un valor fijo que pueda prometer el fabricante. También se ve afectado por factores externos, como la temperatura ambiente, así como por la construcción de la propia réplica airsoft, por lo que las cifras se dan sólo a título orientativo. Se supone que una bombona de CO2 es suficiente para unos 50-70 disparos, que al agotarse el gas suelen tener una potencia y un alcance menores. Podéis evitarlo ajustando el cañón en consecuencia o simplemente disparando el gas restante y sustituyendo la bombona por una nueva.

    ¿Cómo funciona una réplica de bombona de CO2?

    Las réplicas alimentadas por CO2 utilizan un mecanismo simple que consiste en una válvula de aguja y un mecanismo de golpeo. El dióxido de carbono se dispara por el impacto del percutor. Se expande y da potencia a la bola que sale disparada del cañón. Debido a que el CO2 se coloca en la bombona bajo una presión realmente alta, el balón se dispara con una potencia igualmente alta. Esto afecta al uso de la réplica de dos maneras.

    Por un lado, supone un gran esfuerzo para los componentes individuales de la estructura, por lo que las réplicas de CO2 tienen que estar hechas de piezas reforzadas y especialmente adaptadas. De lo contrario, la réplica podría incluso dañarse. Por otro lado, una mayor potencia también implica una mayor velocidad inicial con la que se dispara la bola airsoft. Las réplicas de gas de CO2 son de las más potentes del mercado y su alcance es impresionante.

    Las réplicas más populares para la bombona de CO2

    Las réplicas a gas son más comunes en las armas pequeñas, como el revólver de CO2 o la pistola airsoft. Entre ellas se encuentran modelos históricos como la Colt 1911 CO2 airsoft, así como réplicas de diseños de armas de fuego más modernos como la pistola Glock airsoft CO2 o la pistola Walther P99 CO2. A menudo se eligen para una réplica de lado a lado, ya que tienen mucha potencia. Un ejemplo es la Beretta CO2 90TWO, que tiene una velocidad inicial de hasta 450 FPS. A menudo se alcanzan valores similares con fusiles o ametralladoras.

    También existen modelos de armas largas que funcionan con gas, aunque son minoritarios. Podéis conseguir una réplica de un fusil, un fusil de asalto o un fusil sniper, que funcionará con dióxido de carbono. Una réplica de fusil sniper a gas, en particular, puede ser una propuesta interesante para vosotros. La alta velocidad de salida que adquiere una bala disparada con CO2 expansivo es una gran ventaja en este caso. Podéis conseguir con ella un alcance de hasta 40-50 metros, lo que sin duda satisfará a cualquier tirador. Por supuesto, el rendimiento de una determinada réplica también depende de otros factores, por lo que merece la pena comprobar lo que ofrece un determinado modelo antes de comprarlo. Sin embargo, si buscáis una gran potencia y el mayor alcance posible, os recomendamos que busquéis entre los modelos de réplicas de fusiles sniper de CO2.

    ¿Cómo se inserta una bombona de CO2 en una réplica?

    Las bombonas de CO2 son desechables y reemplazables, por lo que siempre es una buena idea tener una de repuesto. Afortunadamente, no ocupan mucho espacio y son ligeros, por lo que no supondrán una carga adicional. Podéis introducir la bombona en vuestra réplica muy fácilmente, pero requiere tiempo, por lo que es aconsejable hacerlo antes de que empiece el juego. Durante el combate, es probable que no tengáis esa oportunidad. El lugar para la bombona de CO2 suele estar en el cargador o bajo el guardamanos de la empuñadura de la pistola, así que primero hay que quitar uno de estos elementos. A continuación, podéis colocar la bombona en la recámara, apuntando su parte más estrecha hacia arriba. Sólo hay que apretar el tornillo de la base de la bombona para romper el sello y volver a colocar la carcasa del cargador. Vuestra réplica está ahora lista para disparar.

    Réplicas para bombonas de CO2 de 12g y costes

    A la hora de decidirse por una réplica de gas, hay que tener en cuenta los costes adicionales de su funcionamiento, que no están presentes en el caso de otras categorías de réplicas. Este es también uno de los factores por los que muchas personas deciden no comprar una réplica de gas. Además de las bolas airsoft, también hay que tener en cuenta el coste del gas, que puede ser considerable si se utiliza de forma activa. Definitivamente vale la pena comprar paquetes con bombonas de CO2 de una sola vez, ya que el precio por unidad suele ser más bajo que cuando se compran las bombonas individualmente. Una bombona es suficiente para unos 50 disparos, que son bastante fáciles y rápidos de disparar en el fragor de la batalla. Por lo tanto, es fácil calcular que durante un día de juego utilizaréis desde unas pocas hasta incluso una docena de bombonas de CO2. Si jugáis a menudo y durante mucho tiempo, los costes totales pueden ser bastante importantes.

    El uso de bombonas de dióxido de carbono en sí mismo también puede aumentar el coste de usar una réplica. La bombona de CO2 es desechable y no la reemplazaréis durante el juego. Si no estáis seguros de que tendréis suficiente gasolina para la siguiente parte del juego, la única solución es sustituir la bombona por una nueva, por lo que puede que se desperdicie algo de gasolina.

    ¿Aplicación y funcionalidad de las réplicas de bombonas de CO2?

    Cada gas tiene sus propias propiedades y puede cambiar su comportamiento en función de las condiciones ambientales. Lo mismo ocurre con el dióxido de carbono, que se expande menos rápidamente a temperaturas inferiores a 10 grados Celsius. Como se expande con menos fuerza, tiene menos efecto sobre el balón cuando se dispara. Esto disminuye la velocidad inicial y, por tanto, el alcance de la réplica airsoft. Si pretendéis utilizarla también en los meses más fríos, elegir un modelo alimentado por CO2 no es una muy buena idea.

    Las réplicas que funcionan con dióxido de carbono suelen reproducir muy bien el comportamiento de las armas de fuego reales. Disponen de un sistema Blow Back muy potente, que imita el retroceso de la culata al disparar. Normalmente las réplicas de pistolas de gas están equipadas con él, y un ejemplo sería la Desert Eagle airsoft CO2. Esta característica no será una ventaja para todos los jugadores, pero muchos airsofters la aprecian mucho.

    ¿Dónde y cómo se pueden utilizar las réplicas de bombonas de CO2?

    La mayoría de las réplicas de CO2 son modelos de armas pequeñas que se utilizan para el tiro recreativo en el campo de tiro o en el jardín, más que en el campo de batalla. Raramente son elegidas como la réplica principal - también durante los combates CQB, aunque en espacios cerrados y estrechos, el equipo compacto funciona mejor. El motivo es la potencia con la que la bombona de CO2 permite disparar la bala. Muy a menudo, la velocidad inicial de una réplica de este tipo es superior a 350 FPS, que es el valor que define la potencia máxima del equipo que se puede utilizar para las competiciones CQB. Por lo tanto, las réplicas de CO2 sólo funcionarán bien en un campo de batalla abierto. Las pistolas y los revólveres pueden utilizarse como armas secundarias. Gracias al suministro de CO2, su alcance será igual al rendimiento de las réplicas de armas largas.

    En el mercado también se pueden encontrar diferentes tipos de carabinas o subfusiles, que también requieren una cápsula de CO2. Son extremadamente potentes y esto las hace ideales para disparar a larga distancia. Si podéis permitiros el aumento de los costes de funcionamiento, merece la pena considerar estos modelos.

    Nos preocupa su privacidad
    Esta tienda utiliza cookies para proporcionar servicios de acuerdo con nuestra Política de cookies. Puede establecer las condiciones de almacenamiento o acceso a las cookies en su navegador.

    Cerrar
    pixel